Consiste en la administración de medicación en el espacio epidural. Dicho espacio es el que queda entre dos finas láminas que protegen la médula espinal. Normalmente se administra cortisona y anestésicos locales. Su utilidad consiste en que la medicación queda más cerca del problema (al lado de la raíz nerviosa dolorosa) y no se necesita administrar dosis tan elevadas de medicación. Se trata de un procedimiento ambulatorio por lo que se practica durante el día y luego el paciente se va a su casa. La eficacia suele ser mayor cuando se repite varias veces (2-3).

Especialmente indicado para el dolor de origen radicular debido a irritación o inflamación de una raíz nerviosa.. Se puede realizar siguiendo la técnica clásica a ciegas o bajo visión radiológica directa lo que permite colocar con certeza el fármaco adyacente a la raíz nerviosa que ocasiona el dolor lo que aumenta las posibilidades de éxito de la técnica. Nosotros optamos por la segunda opción, realizando estas infiltraciones en los quirófanos de la Clínica Santa Elena y tras la infiltración será vigilado durante 20 minutos en la zona de recuperación de la clínica.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted